Saltar al contenido

Cómo se Diagnostica el Cáncer y Tumores en perros

Tratamiento del Cáncer y Tumores en perros

Como sabrás, tu perro no es inmune al cáncer en perros, Durante su vida, tu compañero puede desarrollar tumores, a veces benignos, a veces malignos.

Luego viene el período decisivo del tratamiento. ¿Cómo va todo? ¿Cuáles son las posibilidades de su recuperación? ¿Son estas enfermedades sistemáticamente mortales? ¿Es posible tratarlos?

El cáncer en perros es un término que sigue dando miedo. Se han hecho grandes progresos en el tratamiento de tumores y cánceres tanto en humanos como en perros.

Por supuesto, esto todavía está muy lejos de una terapia plenamente eficaz y que salve vidas, pero si la enfermedad se detecta lo suficientemente temprano, las posibilidades de supervivencia son mayores.

¿Qué provoca el cáncer en los Perros?

Existen tres causas principales de cáncer en los perros:

Material genético: desafortunadamente, algunos perros están predispuestos a desarrollar cáncer. Es un trastorno que se encuentra con frecuencia en los perros de pura raza que están demasiado consanguíneos.

El medio ambiente: al igual que los humanos, los perros están expuestos a su entorno. El estilo de vida, la dieta o el entorno del perro que pueden aumentar el riesgo de cáncer.

Envejecimiento: por último, no deben descuidarse los efectos del envejecimiento. Si el cáncer se está convirtiendo en una de las causas más comunes de muerte en los animales domésticos, es porque la medicina veterinaria es cada vez más eficaz en el tratamiento de enfermedades infecciosas o accidentes.

Tumores en perros benignos o malignos

Un tumor es una hipertrofia localizada de un tejido u órgano. No es necesariamente canceroso y se llama benigno.

Por otro lado, el cáncer en los perros se define como tumores malignos que se desarrollan en otras partes del cuerpo del cuerpo. Los tumores se pueden encontrar en las ubres de las hembras y en los testículos de los machos.

Pero en caso de tener un perro grandes estos pueden tener tumores en los huesos largos.

También hay que tener en cuenta que un tumor puede ser benigno, pero grave, sobre todo si afecta a un órgano sensible o a un órgano de difícil acceso para cirugía, como el corazón o el cerebro.

Independientemente de la naturaleza del tumor y de su gravedad, debe ser extirpado.

El perro y el cáncer

Al igual que en los humanos, las células cancerosas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo del perro. En el peor de los casos, el cáncer se propaga cuando se desarrollan metástasis en todo el cuerpo del animal.

Tipos de diagnóstico para el cancér

Es importante poder reconocer a un perro que ha sido diagnosticado con cáncer. Cuanto antes se haga el diagnóstico, mejores serán las posibilidades de tratamiento o incluso de curación.

Todos los Síntomas

En todos los casos, es necesario llevar a su perro al veterinario para un diagnóstico fiable.

Los tumores no son fáciles de detectar, de ahí la necesidad de prestar atención a signos como:

  • pérdida de peso
  • anorexia
  • fatiga persistente
  • sangre en la orina
  • vómitos
  • mareos
  • diarrea
  • apatía
  • falta de apetito
  • trastornos respiratorios
  • Trastornos de la piel
  • Trastornos urinarios

Los tumores y cánceres externos son visibles y el veterinario puede percibirlos por palpación. Se realizan más pruebas para confirmar o descartar la posibilidad de que el animal esté sufriendo de ella.

Los análisis de sangre, las biopsias y las endoscopias forman parte de estos procedimientos, que permiten conocer la naturaleza del cáncer o tumor, su gravedad y su pronóstico.

A partir de estos resultados se establece el protocolo de tratamiento.

En este sentido, se pueden distinguir dos tipos de cáncer en los perros:

Cánceres externos: el cáncer de piel o de ubre es claramente visible a simple vista. El tumor aparece como una pequeña bola, que puede detectarse acariciando al animal.

Cánceres internos: si el cáncer afecta a uno de los órganos internos, no es necesariamente visible. Sin embargo, algunos signos pueden ayudar a identificar disfunciones en el cuerpo del perro.

La presencia de un tumor

Antes de iniciar cualquier tratamiento, es esencial conocer la forma, la ubicación y el crecimiento del tumor de su perro. Sin embargo, todos estos datos no permiten decir si el tumor es benigno o maligno.

Al igual que los humanos, la aparición de un tumor no significa necesariamente cáncer. Su perro puede desarrollar un lipoma, un tumor de las glándulas sebáceas o una verruga simple sin que se convierta en un caso de cáncer.

En la mayoría de los casos, no es necesario quitar el tumor, a menos que su veterinario lo recomiende.

Para comprobar si el tumo  es o no maligno, es necesario realizar pruebas adicionales como el análisis histopatológico.

Se toma una muestra tumoral mediante una citopunción. Luego, utilizando un anestésico, su veterinario realiza una biopsia, como en el caso de un humano.

Estas pruebas validarán la tesis de un tumor maligno o pueden tranquilizarlo en presencia de un tumor benigno.

Luego, en presencia de un tumor maligno, se realiza un chequeo de extensión con una tomografía, análisis de sangre, radiografías, ecografías.

Permite ver si las metástasis han ganado terreno y se han extendido por todo el cuerpo de su perro. Cuanto menos se vean afectados los órganos vitales o el cerebro, mayores serán las posibilidades de supervivencia.

¿Cómo se trata el cáncer?

Cuanto más temprano y preciso sea el diagnóstico, mayores serán las probabilidades de éxito del tratamiento. Por supuesto, los resultados nunca están garantizados en oncología, y el veterinario no es una excepción.

Una vez realizado el diagnóstico, los especialistas que cuidan a su perro le presentarán las mejores opciones disponibles para él.

La cirugía

La cirugía solo se hace cuando el tumor se encuentra en un lugar accesible. La quimioterapia o incluso la radioterapia se pueden utilizar para tratar de disminuir de antemano.

Un tumor benigno a menudo se quita de esta manera. Un tumor maligno también. Puede favorecer la remisión de su perro si el tumor no ha tenido tiempo de propagarse.

Por otro lado, en el caso del cáncer metastásico, su desalojo puede alargar la vida de tu perro, pero sin curarlo.

Radioterapia

Se trata de un tratamiento locorregional del tumor para evitar recidivas locales. A menudo se finaliza después de cualquier cirugía para rebajar el desarrollo del tumor.

Quimioterapia

Los especialistas no necesariamente tiene que salvar al perro de 20 a 30 años de vida.

El reto es permitirle vivir unos años más en buenas condiciones, sin el sufrimiento que acompaña a esta patología.

La quimioterapia es a menudo la solución correcta después de la cirugía. Los animales tienden a tolerarlo más que los humanos.

Este tratamiento es como la radioterapia, bastante largo y costoso. Sobre todo, no está cubierto por el seguro médico de su perro.

Medicina herbolaria

Medicina herbolaria. Fue desarrollada para el humano, pero también para los perros. Este es un tratamiento alternativo a los métodos convencionales y tradicionales.

No necesariamente los reemplaza, pero sirve para proteger mejor la salud de su mascota y fortalecer sus defensas inmunológicas.

¿Qué razas son más propensos al cáncer?

Existen factores que explican los numerosos casos de cáncer en perros. El desarrollo de la razas han contribuido al desarrollo de ciertas enfermedades cancerosas en ciertas razas.

En términos generales, la dieta, estilo de vida del perro, control de la salud ha permitido que los perros vivan más tiempo.

Como resultado, hay algunas razas mas propensas a sufrir el cáncer:

  • Boyero de Berna
  • Golden Retriever
  • Bóxer
  • Labrador Retriever

En resumen

La aparición del cáncer en perros no significa que vaya a morir pronto. Algunos cánceres se tratan mejor que otros y, si se detectan a tiempo, tienen todas las posibilidades de sobrevivir.

Sin embargo, cuanto más viejo sea su perro, mayor será la probabilidad de que esté en riesgo.

El tratamiento se puede resumir en unos pocos pasos:

  • Una cirugía
  • Radioterapia asociada con, o no asociada con, quimioterapia
  • Fitoterapia no obligatoria

En cualquier caso, El cuidado es largo y costoso. Es importante darse cuenta de que su perro no ganará muchos años de vida, sino de 3 a 4 como máximo.

Cómo se Diagnostica el Cáncer y Tumores en perros
5 (100%) 10 votes