Cómo saber si un gato tiene fiebre

Al igual que nosotros, los gatos pueden tener un aumento de la temperatura corporal, esto se llama fiebre. En caso de fiebre, la temperatura del gato, que generalmente oscila entre 38 y 39°C, llega hasta los 40°C. Pero si no tienes un termómetro a mano, ten en cuenta que otros signos pueden indicar que nuestro gato tiene fiebre.

Tenga cuidado, si observa uno o más de los siguientes síntomas en su gato, consulte a un veterinario lo antes posible.

¿Cuales son los Síntomas?

Para poder cuidar de la salud de su gato, tendrá que detectar las causas de la fiebre y explicarle a su veterinario las razones de su preocupación. De este modo, podrá proponer las soluciones adecuadas, en función del diagnóstico que se realice.

1. Medición de Temperatura

Si se sospecha que su gato tiene fiebre, es necesario tomarle la temperatura con un termómetro rectal flexible, similar al que se usa en niños pequeños.

Tenga en cuenta que la temperatura corporal normal del gato oscila entre 38°C y 39°C. Si su temperatura está por encima de este nivel, la fiebre de su gato tendrá que ser tratada rápidamente.

Tenga cuidado, de no confundir la fiebre y el sofoco debido a la temperatura ambiente, especialmente en verano. Entonces, ¿a partir de cuanto se considera fiebre?.

La fiebre suele ser significativa cuando la temperatura corporal de su gato supera los 39,5ºC, especialmente si ve signos asociados.

2. Ya no come

La pérdida de apetito es a menudo uno de los síntomas que acompañan a la fiebre en los gatos. Este último también puede negarse a beber.

3. Está respirando rápido

Se puede observar una respiración rápida en su gato en caso de fiebre. En este caso, coloque a su gato bajo una manta caliente y déjelo descansar, en calma, hasta que pueda ser llevado al veterinario.

4. Está muy cansado

Si su gato parece de fatiga y duerme más de lo normal, la causa puede ser la fiebre.

5. Se aísla a sí mismo

Cuando un gato no se siente del todo bien, tiende a aislarse para no ser molestado pero también para no mostrar su estado de debilidad.

¿La razón? En la naturaleza, el gato es un depredador pero también una presa y si un enemigo siente que el gato ya no está en condiciones de defenderse, no dudará en atacarlo.

Esta es la razón por la que el gato puede adaptarse a sus discapacidades (ceguera, sordera), que a veces incluso pueden pasar desapercibidas durante años.

6. Tose

Si su gato empieza a toser o estornudar repetidamente, es una señal de que algo anda mal. La tos y la fiebre pueden ser síntomas de un resfriado, pero también de otras enfermedades mucho más graves. Por esta razón, ningún síntoma en los gatos debe tomarse a la ligera.

7. Tiembla

También se pueden observar temblores en caso de fiebre. En este caso, los temblores son leves y no impiden que el gato se mueva, a diferencia de las convulsiones o espasmos. Si su gato tiene convulsiones, es necesario consultar a un veterinario inmediatamente. Esta es una emergencia vital.

¿Cuales son las principales causas?

La fiebre es un síntoma como cualquier otro, y es el deber del veterinario averiguar qué enfermedad podría causar que su gato la contraiga. Es importante tomar la temperatura varias veces al día, durante varios días.

Un gato puede tener una temperatura corporal muy alta simplemente porque ha pasado más tiempo en un lugar caluroso, o porque ha hecho ejercicios físicos justo antes de tomar la temperatura. Si nota que la temperatura alta es constante durante más de 24 horas, puede ser fiebre.

Las causas son múltiples e incluyen:

  • Una infección viral, bacteriana o micótica
  • Un tumor
  • Un trauma, una herida
  • Algunos medicamentos
  • Enfermedades como el lupus.

¿Cómo bajar la fiebre del gato?.

Para tratar de reducir la fiebre, primero póngalo en una habitación fresca y trate de disipar su calor con un ventilador o incluso con bolsas de cubitos de hielo. Hidrátelo tanto como sea posible.

Utilice los medicamentos sólo con el consejo y la prescripción de su veterinario y, lo más importante, no dé sus propios medicamentos que no sean adecuados para los animales si es necesario. También puede administrar suplementos vitamínicos, como vitamina B o Nutri-Gel Plus, para fortalecer el sistema inmunológico de su gato y lograr un control más eficaz de la fiebre.

Cómo superviso a mi gato a largo plazo.

Como se explicó anteriormente, usted no tiene mucha responsabilidad cuando se trata de fiebre, pero puede preparar una base y ayudar a detectar el síntoma a tiempo.

Algunas enfermedades se detectan fácilmente, el gato puede tener un trozo de piel enrojecida, abscesos, sangre en sus desechos (orina, excrementos, moco, etc.), estornudar repetidamente o respirar con dificultad. Todas estas señales son importantes, y no se las debe perder.

Si usted nota trastornos alimenticios, no se preocupe. Un gato puede mantenerse sano y no comer durante 48 horas. Sin embargo, no es lo mismo para el agua! Asegúrese de que su gato siempre esté hidratado, especialmente si vomita o tiene diarreas.

Cómo saber si un gato tiene fiebre
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.