Saltar al contenido

Hipotiroidismo en gatos: síntomas, tratamiento y prevención.

Hipotiroidismo en gatos

El hipotiroidismo en los gatos es una enfermedad endocrinológica que provoca toda una serie de síntomas debido a la baja producción de ciertas hormonas. Es fundamental saber identificar los primeros signos de hipotiroidismo para poder hacer un diagnóstico y prescribir un tratamiento adecuado al gato

Hipotiroidismo en gatos: síntomas

Esta enfermedad hormonal (adquirida o de origen genético) puede afectar a gatos de todas las razas. Es mucho más común en los perros. Causa un déficit en la producción de hormonas tiroideas: triyodotironina (T3) y tiroxina (T4). En la actualidad, existen 2 tipos de hipotiroidismo.

En la atrofia idiopática, cuya causa exacta se desconoce, las células grasas reemplazan a las células tiroideas.

Síntomas del hipotiroidismo en gatos

La otra forma de hipotiroidismo implica un proceso relativamente lento de destrucción de la glándula tiroides, ya que tiene lugar en un período de 12 a 36 meses. Esto se llama tiroiditis linfocítica. Es causado por la producción de anticuerpos del cuerpo contra las células de la tiroides.

La consecuencia de esta patología, cualquiera que sea su forma, es una modificación del metabolismo que ya no está regulado adecuadamente. El cuerpo ya no funciona correctamente y esto puede afectar al músculo cardíaco, a la temperatura corporal, a la pérdida de pelo y al crecimiento del mismo.

Estos son algunos de los síntomas del hipotiroidismo en los gatos:

  • Un estado de gran cansancio se puede detectar en una disminución del dinamismo ya que el animal es cada vez menos activo
  • Hinchazón en la cara
  • Aumento de peso
  • Un pelo opaco y quebradizo,
  • Caída del pelo,
  • Dolor en las articulaciones
  • Hipersensibilidad al frío
  • Trastornos del comportamiento
  • Daños en los ojos
  • Ritmo cardíaco más lento

La sintomatología del hipotiroidismo varía de un gato a otro. El animal puede presentar una o más manifestaciones. En caso de duda, consulte a su veterinario sin demora.

Hipotiroidismo en gatos: diagnóstico y tratamiento

Hipotiroidismo en gatos

Un examen médico no es suficiente para diagnosticar el hipotiroidismo. Es necesario someter al gato a uno o más análisis de sangre.

También puedes Leer:  Dexametasona para perros: usos, dosis y efectos secundarios

El tratamiento de esta enfermedad de la glándula tiroides se basa en la prescripción de una hormona tiroidea sintética. A partir de entonces se deben tomar muestras de sangre regularmente para comprobar si el nivel hormonal se ha estabilizado. Esto puede llevar mucho tiempo, y tan pronto como los síntomas reaparecen, se requiere un nuevo análisis de sangre.

El hipotiroidismo no debe confundirse con el hipertiroidismo, que es otra enfermedad de la tiroides pero que se manifiesta por una secreción excesiva de las hormonas T3 y T4. Se manifiesta, por ejemplo, por la hiperactividad, la pérdida de peso, la diarrea, los vómitos y una sensación de calor excesivo que hace que el gato busque sistemáticamente los lugares más frescos.