Saltar al contenido

¿Por qué mi gato no come y vomita liquido amarillo?

mi gato vomita amarillo

Si tu gato esta vomitando un líquido de color amarillo (bilis) debes de prestarle mucha atención ya que no es normal, y lo recomendable es acudir al veterinario para un diagnostico fiable.

El vomito de bilis en los gatos suele ser ocasional, y no es muy serio, pero si ocurre con frecuencia, puede ser un indicio de una enfermedad muy grave para el gato que puede afectar el sistema digestivo. Pero, ¿como ocurrió todo esto?.  A continuación veremos las CAUSAS, los SÍNTOMAS Y UN PEQUEÑO DIAGNOSTICO.

 mi gato no come y vomita liquido amarillo, ¿Como paso?

La bilis es un líquido viscoso producido por el hígado del gato, y se acumula en la vesícula biliar antes de ser expulsado a la parte superior del intestino delgado.

Se compone de un 97% de agua, colesterol, sales biliares que ayudan a digerir las grasas, lecitina y pigmentos (incluida la bilirrubina) que le otorgan su característico color entre amarillo y verdoso, para luego ser expulsado.

Causas de los vómitos biliares del gato

La subida anormal de la bilis en el estómago del gato desde el intestino, provoca irritación de la mucosa gástrica, lo que a su vez conduce a una expulsión activa de los contenidos estomacales: Resumen el gato vomita.

Esto ocurre principalmente luego de haber comido (o antes de la comida) cuando el estómago se encuentra vacío.

El motivo más común

El motivo más común por el que el gato vomita bilis, es cuando dejamos el estomago del gato vació por varias horas, recordemos que el gato es un cazador que se mueve rápido y esta obligado a comer muchas raciones de comidas pequeñas en forma de presas (ratones, insectos, pájaros pequeños) durante su día.

Por lo tanto, diariamente debe comer muchas porciones pequeñas y regulares, a diferencia de los perros y los hombres que pueden estar satisfechos con 1 a 3 comidas abundantes. Así, su intestino delgado no permanece vacío durante demasiado tiempo y la bilis no sube hasta el estómago.

Otros motivos más graves

Cualquier causa de inflamación gástrica, espasmos digestivos, obstrucción intestinal, anomalía hepática (hígado donde se produce y almacena la bilis) puede causar reflujo biliar y expulsión de la bilis al vomitar.

Entre algunas señales, nos encontramos:

  • Los gusanos
  • Irritaciones digestivas (bolas de pelo, plantas tóxicas, productos tóxico)
  • Infecciones digestivas (bacterianas)
  • Tumores digestivos y cánceres
  • Trastornos hepáticos (hepatitis)

Síntomas presentes

Como ya hemos mencionado, los gatos que vomitan bilis emiten un líquido amarillo y a menudo es espumoso.

Sin embargo, esto puede ir acompañado de otros síntomas relacionados con la irritación digestiva o la presencia de una patología específica asociada.

Algunos de los síntomas o manifestaciones más importantes que debe tener en cuenta al notar que su gato vomita bilis incluyen:

  • El gato come menos
  • Dolores abdominales (el gato se voltea al ser tocado y se esconde)
  • El estreñimiento (posible obstrucción intestinal)
  • El pérdida de peso
  • El maullidos de dolor
  • Toma más agua

Diagnóstico

Una vez más que usted sepa la causa y los síntomas de su gato, tendrá que ir al veterinario y le contara toda la información esencial y recuerda que cuanto más numerosa y precisa sea la información, más rápido y con mayor eficacia podrá completar su diagnóstico.

A la hora de contar la información que sabemos al veterinario, Hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Frecuencia y consistencia de los vómitos
  • si hay sangre o no
  • Será necesario indicar el tipo de alimento
  • La cantidad de las comidas
  • Otros síntomas que notes
  • Y en que día comenzó a vomitar

Luego de contarle todo a su veterinario este examinará al gato y puede realizar pruebas adicionales según sea necesario (radiografía, ecografía, endoscopia, análisis de sangre).

Tratamientos

Si su veterinario detecta una enfermedad específica, adaptará un tratamiento adecuado. y le recetará los medicamentos adecuados para la salud y el estilo de vida de su gato.

A veces, estos tratamientos sólo pueden ser de efecto calmante si la patología es grave y está avanzada. El objetivo es equilibrar a su mascota y proporcionarle el bienestar necesario hasta el final de su vida. Ejemplos son los cánceres digestivos y enfermedades hepáticas graves.

Afortunadamente, la mayoría de las veces los vómitos biliares de los gatos son leves y se controlan simplemente adaptando la dieta y la forma en que se administran, combinados con un tratamiento sintomático temporal, que puede incluir, por ejemplo, apósitos digestivos, antiácidos, antivomitivos o antiespasmódicos.

Por lo tanto, es importante seguir estas recomendaciones nutricionales para la comodidad de su gato.

Sea cual sea el tipo de comida que le des a tu gatito (croquetas, latas, raciones caseras) será necesario
dar raciones más pequeñas y regulares asegurándose de no dejarlos tirados en su plato por mucho tiempo.

También asegúrese de promover el consumo de bebidas, lo que también limitará el problema de la cistitis frecuente en los gatos, por ejemplo.

Tanto los dispensadores de comida como de bebida son opciones interesantes siempre y cuando su gato no siga una dieta estricta o no tenga un apetito insaciable por la glotonería.

¿Por qué mi gato no come y vomita liquido amarillo?
5 (100%) 3 votes