Saltar al contenido
Wiki Mascotass

Porque mi gato me amasa

Porque mi gato me amasa

Desde su nacimiento, los gatitos amasan las ubres de su madre con sus patas delanteras para estimular el flujo de leche y facilitar la lactancia. Este comportamiento a veces persiste en los gatos adultos; varias hipótesis pueden explicar este fenómeno.

Cualquiera que sea la razón para amasar, no hay necesidad de preocuparse por ello. Este comportamiento es muy normal en un gato adulto, y no tiene consecuencias perjudiciales.

1. ¿Porque mi gato me amasa con sus patas?

El gato tiene la reputación de ser un animal bastante independiente y poco demostrativo en sus sentimientos de afecto hacia sus dueños. A veces oímos a la gente decir: “mi gato, Sólo viene a pedirme comida y agua, ¡no le importa el resto!.

Es desafortunado sacar esta conclusión, porque en realidad, tu pequeño tigre de apartamento es un animal muy cariñoso. Sin embargo, muestra su afecto de manera diferente a como lo hacemos los humanos. Tal vez estos propietarios simplemente no sabían cómo detectar su afecto!

Cuando un gato amasa con sus patas delanteras, es una forma de comunicar sus sentimientos. Desafortunadamente, algunas personas consideran que este movimiento es irritante, doloroso o incluso insoportable si se realiza en zonas sensibles del cuerpo.

Existen diferentes razones (teorías) por las que el gato adulto mantiene este hábito que, y como veremos en muy diferente dependiendo del gato.

Esta marcando su territorio

Entre las almohadillas del gato, hay glándulas que emiten feromonas (químicos que permiten la comunicación entre individuos de la misma especie) y el gato, amasando con sus patas delanteras, depositan estas sustancias para marcar su territorio.

Por ejemplo, si el gato amasa tus muslos, es probable que considere este lugar parte de su territorio y lo reclame. Es como su manera de mostrarte su apego a ti.

Esto es válido para cualquier objeto en el que el gato practique este comportamiento. No olvides que el gato es un animal territorial.

Sensación de bienestar o estrés.

Un gato adulto mantiene este comportamiento que nos recuerda el amasamiento de los gatitos durante la alimentación para marcar su sensación de comodidad, facilidad y bienestar, pero también para indicar su estrés.

Siempre en relación a estas famosas sustancias emitidas por estas glándulas situadas entre las almohadillas.

El destete fue demasiado temprano.

Existe la teoría de que los gatitos destetados (destete se conoce al fin de la lactancia en los mamíferos) demasiado pronto tienden a mantener este hábito de amasar con las patas delanteras.

Esto es especialmente cierto en el caso de los gatos adultos que continúan amamantando mientras amasan con las patas delanteras.

2. ¿Cómo se puede evitar?

mi gato me amasa

A todos nos encanta la forma en que los gatos nos masajean. Estiran las patas delanteras y abren y cierran los dedos meñiques al ritmo, alternando entre una pierna y otra como si estuvieran amasando algo.

Los amantes de los gatos aprecian instintivamente cuando su mascota hace esto. Hay algo relajante en esta extraña danza que nos hace entender que todo está bien. Los gatos tienden a ronronear durante estos momentos. Parecen tranquilos y tranquilos y extrañamente, este sentimiento es contagioso.

Pero para algunas personas les disgusta este comportamiento, ya que aveces nuestros gatos tienden a tumbar cosas de gran valor,  descubre como evitarlo.

Es muy difícil deshacerse de este “hábito” y, por mi parte, sólo debería corregirse si este comportamiento no le causa muchas molestias. El único consejo que puedo darte es el siguiente:

Cuando su gato empiece a amasar, póngalo en el suelo con un rotundo “NO“. Es posible que su gato ,después de unos días ,comprenda que su acción es indeseable.

Le aconsejo que no utilice el método de rociar con agua al gato “amasador” porque puede reforzar una patología de ansiedad con consecuencias desafortunadas.

Suponga que el amasamiento que hace sobre usted es a menudo una actitud de satisfacción, de bienestar, ¡así que no castigue su “felicidad“.

Quizás una solución intermedia seria cortar las puntas de sus garras, o colocar una manta o un cojín sobre usted durante el amasado, esto puede transformar este desagradable momento, en un verdadero momento de cariño entre ustedes.

Conclusión

Un gato que amasa con las patas delanteras tiene un comportamiento bastante normal y no es realmente una preocupación.

Sin embargo, en caso de que el gato tenga un “amasamiento” demasiado agresivo para herirlo o dañar su entorno, le aconsejo que consulte a un especialista en comportamiento felino, ya que es posible que este gato tenga una patología del comportamiento (ansiedad) que requiera terapia.

Porque mi gato me amasa
5 (100%) 4 votes