Saltar al contenido

Perro San bernardo

perro san Bernardo

El San Bernardo es un enorme perro de montaña que destaca tanto por su impresionante estatura como por su gran inteligencia.

De aspecto masivo y potente, muestra una expresión atenta y un cuerpo que es a la vez muscular y compacto. Su pelaje es muy grueso y su constitución física lo convierten en un animal particularmente robusto.

Historia de la raza

La raza San Bernardo debe su nombre al Gran Paso San Bernardo en Suiza, en cuyo extremo superior se encontraba un Hospital.

Los monjes criaron estos perros disuasivos y robustos para vigilar y defender, pero también para rescatar a los viajeros y peregrinos perdidos en la nieve.

Su reputación como perro de rescate se vio reforzada por las historias de los soldados de Bonaparte que habían cruzado esta frontera en 1800.

67 años después, el bernés Heinrich Schumacher fue el primero en adiestrar a sus perros en la genealogía de la raza.

El Club Suizo de San Bernardo fue fundado el 15 de marzo de 1884 en Basilea y el estándar de la raza fue establecido en 2003.

Características físicas

Su pelaje: puede ser largo o corto (doble), dependiendo de si pertenece a alguna de estas dos variedades. El segundo es menos común. El manto puede ser liso o ligeramente ondulado.

Su color: blanco con manchas marrón-rojizas, manto marrón-rojizo en el dorso y en los lados, idealmente con un color carboncillo en la cabeza.

Su cabeza: imponente y amplia, muy expresiva. La parte superior del cráneo es ligeramente abovedada y la frente cae abruptamente a la base de la nariz.

Orejas: De tamaño mediano, puestas altas y anchas. Su forma es flexible y redondeada, y termina en un triángulo.

Sus ojos: muestran una expresión inteligente y pacífica. Su tamaño es mediano y su color varía del marrón oscuro al avellano.

Su cuerpo: masivo y armonioso en apariencia. La cruz está bien definida, la espalda es ancha y firme. La grupa es larga y ligeramente inclinada.

Cola: larga y pesada, descendente o ligeramente curvada en reposo, más alta cuando el perro está atento.

Comportamiento con los demás

El San Bernardo es un perro generalmente gentil y pacífico, pero a veces testarudo. El instinto de rescate está muy desarrollado en su país (se conoce desde este ángulo en la cultura popular), así como en el territorio.

Por su naturaleza, es muy amable con los niños, pero sabe cómo ser respetado si un extraño se acerca a la casa. Rescatadores y “niñeras”, el San Bernardo es también un buen perro guardián.

Educación

El San Bernardo no presenta ninguna dificultad educativa. Esto último siempre va muy bien, siempre y cuando se empiece a trabajar a una edad temprana.

Debido a su imponente estatura y a su lado de “cabeza fuerte”, el San Bernardo debe recibir una educación estricta y firme, pero sin un equilibrio de poder.

De lo contrario, su fuerte sentido de territorio y tamaño puede llegar a ser difícil de manejar en la edad adulta.

¿Es Adecuado para vivir en un apartamento?

El San Bernardo no está hecho para vivir en un apartamento. Necesita espacio para moverse y correr. Su elevado sentido del territorio puede ser un problema en las viviendas pequeñas.

Por lo tanto, es más adecuado para familias con un jardín en el que, como mínimo, debe poder caminar a su antojo e incluso trotar.

Salud

El San Bernardo es bastante resistente, pero sus ojos deben ser particularmente vigilados debido a los riesgos de lagrimeo excesivo, entropión (párpado que gira hacia adelante) y ectropión (que gira hacia atrás).

También se debe prestar atención a la salud de los huesos del perro debido a su fuerte y rápido crecimiento. Por lo tanto, es aconsejable darle una dieta equilibrada y ejercicio.

La displasia de cadera y codo también son posibles, como con todos los perros grandes.

Esperanza de vida

Mínimo: 8 años de edad

Máximo: 10 años de edad

La esperanza de vida de un San Bernardo es, en promedio, de entre 8 y 10 años.

Mantenimiento e higiene

Como perro grande, de pelaje abundante, el San Bernardo requiere un mantenimiento regular tanto de su pelaje como de sus ojos.

Su aseo requiere cierto esfuerzo, pero el resultado vale la pena, ya que el San Bernardo es un perro particularmente majestuoso.

El San Bernardo requiere un cepillado diario. Se insistirá especialmente en las zonas alrededor de las orejas, cola y axilas. El vello es muy fino en estas partes del cuerpo.

Precios y presupuesto

El precio de compra de un San Bernardo está entre 900€ y 1200€.

El coste anual de mantenimiento de la raza san Bernardo oscila entre 2200€ y 2250€.

Alimentación

El perro san Bernardo puede sufrir torceduras de estómago. Por lo tanto, es importante que preste atención a su ejercicio físico antes y después de las raciones de comida.

Su dieta debe adaptarse a su rápido crecimiento entre el nacimiento y los 2 años de edad. Pasa de menos de 1 kg a más de 60 en 24 meses.

Por lo tanto, las croquetas especialmente diseñadas para él son obligatorias para darle toda la energía necesaria y el desarrollo óseo y muscular. No dude en consultar a un veterinario.

Actividad física

A pesar de su temperamento tranquilo, el San Bernardo necesita salidas diarias como todos los demás perros.

Estas caminatas son muy importantes porque le permiten controlar su peso y por lo tanto preservar su salud. Por lo tanto, se recomienda mejorar estas salidas con carreras y juegos.

Perro San bernardo
Vota este post